martes, 8 de marzo de 2011

Rosquillas de la sartén de Melide

 
Después de dos semanas encerrada en casa con una amigdalitis aguda, estoy de vuelta!!!. No os podeis imaginar lo contenta que estoy.
Muchas gracias a tod@s l@s que os habeis preocupado por mi, muchísimos besos.

Estas rosquillas son típicas de Melide en carnaval, podría alguna gente confundirlas con las llamadas chulas, pero las rosquillas no son dulces sino saladas. En Melide, podríamos decir que son muy apreciadas por su sabor y porque no se hacen en muchas casas, el motivo lo desconozco pero la receta es pasada de madres a hij@s con mucho cariño. Se suelen comer acompañadas de un buen chocolate a la taza y cuando empiezan a ponerse algo duras se calientan en una sartén con manteca o mantequilla, se comen calientes y vuelven a estar exquisitas.

La repostería en Melide no defrauda a nadie, ricos, almendrados y los famosísimos melindres son la joya de esta fabulosa tierra, hechos por manos artesanas y con el mismo cariño y mimo de siempre. Si no conoceis la ''Terra de Melide'' os invito a que lo hagais, que paseeis por sus calles, que os impregneis del olor de estos dulces y que os deis el gusto de comer en cualquier restaurante o pulpería de Melide, seguro que volvereis.




Intentaré explicároslas paso a paso tal y como yo las hago, aunque son de las recetas que siempre digo
que es mejor vérselas hacer a alguien, así es como aprenden nuestros hij@s, ayudándonos a echar los ingredientes, así es, como hemos aprendido tod@s.
Los ingredientes no son exactos, sobre la marcha se va viendo la harina que necesita.


Ingredientes

  • Una docena de huevos, si son caseros mejor.
  • 30 grs. de levadura de panadería.
  • 200 grs. de masa madre.
  • 2 1/2 ltrs. de  agua templada.
  • 2 1/2 kgrs. de harina de fuerza.
  • Sal.


Preparación

1º En una olla alta y grande echamos los doce huevos y los batimos un poco con la mano.

2º Incorporamos el agua templada, tirando a caliente, mezclada con la levadura y algo de sal. Batimos.

3º Añadimos la masa y la vamos deshaciendo con las manos, intentando mezclar todo.

4º Incorporamos la harina en pequeñas cantidades, como un kilo, y batimos, la forma de batir tiene que ser
con la palma de la mano, tal y como si le estuvierais pegando.

Yo procuro ir incorporando la harina poco a poco porque me es mucho mas fácil batirlas.

5º Seguimos añadiendo harina y batiendo.

Sabreis cuendo están batidas porque la masa hace una especie de pompas, y cuando pongais la palma de la mano encima de la masa esta se pegará a ella pero cuando tireis se despegará con facilidad.

6º Dejamos levedar en un lugar cálido y tapadas con algo que les de calor. Pasarán sobre tres horas, según el calor del sitio, están cuando más o menos tripliquen su masa. Aquí es típico oir lo de ''sálense da pota''.

Una vez han levedado tocamos  la masa para que deje de hacerlo.
Ponemos aceite de girasol abundante en la sartén con un trozo de pan para que elimine el ácido, este lo retiramos cuando esté tostado.

En un bol echamos agua con sal.

Metemos las manos en el agua de forma que estas se impregne y escurrimos ayudándonos de la dos manos para quitar el exceso. Cogemos un montón de masa y estiramos de forma que al ir estirando con los dedos índices abramos un agujero en medio y echamos a la sartén, la primera vez no es fácil, siempre empezando por la parte de la masa más lejana a ti. Con una espumadera echamos aceite por encima hasta que estén infladas, damos la vuelta y doramos por el otro lado.
Yo las pongo en fuentes con papel de cocina para que chupe la grasa.

Espero que os las haya explicado bien.

40 comentarios:

  1. Preciosa cuanto tiempo sin saber de ti, no sabía que estabas malita.

    Me alegro que te encuentres mejor, cuidate vale??

    Estas rosquillas se ven estupendas, con un buen tazón de chocolate, ya tengo la merienda solucionada, jajajaja.

    Un abrazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Que recuerdos mas buenos me traen estas rosquillas. Nos las hacia mi abuela todos los carnavales, desde que ella falta no las he vuelto a probar. Me encantan.

    besos

    ResponderEliminar
  3. Conozco Melide pero no las rosquillas, tienen una pinta de plato tradicional de esos que siempre están de moda, y además delicioso.
    Se te echaba de menos, bienvenida de nuevo!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que ya estes sanita
    las rosquillas las explicaste muy bien ,pero me parece que requiere "maña" para hacerlas y tu la tienes
    besinos

    ResponderEliminar
  5. te queria preguntar cuantas rosquillas te salen? porque he visto que echas 12 huevos, y 1 kg de harina, con esas cantidades te tienen que salir muchísimas,¿ no?
    bsos

    ResponderEliminar
  6. Qué alegría verte de nuevo por aquí..., me alegro estés mucho mejor y con ganas de cocinar...
    Estas rosquillas no las he catado yo..., pero la villa de Melide sí que me la he pateado... y no sólo es bella sino que tiene un ambiente fantástico y yo siempre digo que unas gentes extraordinarias...
    Besotes y bienvenida!

    ResponderEliminar
  7. Carmen yo echo sobre 2 1/2 kgrs.empiezo con poca harina para poder amasar mejor pero el total es 2 1/2 kgrs. incluso 3 kgrs.
    A mi de esta vez 56 rosquillas. Una vez que te pones a batir merece la pena que el resultado sean muchas. Recalentadas en manteca o mantequilla están deliciosas.

    ResponderEliminar
  8. Qué alegría que hayas vuelto. Lo has explicado fenomenal!
    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Se te echaba de menos!!! Bienvenida de vuelta!!! ME encanta esta receta, pero solo una pregunta: ¿que masa madre has utilizado? Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Me alegro que ya te hayas repuesto, y estas rosquillas no las conocía aunque te aseguro que no me importaría nada probarlas.
    :)

    ResponderEliminar
  11. que receta más rica!!me encantan que estén tan blanditos!!me alegro mucho que ya estés mejor.Besitos!

    ResponderEliminar
  12. Maleka, esta masa siempre la compro en la panadería, es la que utilizan para hacer el pan.

    ResponderEliminar
  13. Tiene una pinta de morirse, pregunta ¿es una barbaridad mojar en un chocolate gordito?
    un besazo

    ResponderEliminar
  14. Yo tampoco entiendo como no son tan conocidas como deberían. ¡Seguro que te han quedado riquísimas porque se ven muy esponjosas! y lo de calentarlas y ponerle chocolate caliente...uufff me hace la boca agua!
    un besote

    ResponderEliminar
  15. María Alonso, yo diría que la barbaridad sería no hacerlo jajaja.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  16. Las Delicias de La Pungui,son conocidas pero la receta no o quizás porque las primeras veces no son fáciles de hacer y la gente no las hace, pero todo el mundo habla de ellas y encantan.

    ResponderEliminar
  17. Vengo a entregarte un premio qué me hace mucha ilusión que tengas, es el Indalo de Bronce, después se lo puedes entregar a otro blog que sea relacionado con la cocina y que tenga más de 100 seguidores
    Aquí te dejo el enlace para que lo recojas.

    http://cocina-trini.blogspot.com/2010/11/premio_26.html

    ResponderEliminar
  18. La explicación ha sido impecable. Te han salido estupendas! Es cierto que Melide tiene unos postres tradicionales estupendos, en mi casa los melindres desaparecen como por arte de magia!

    Un bico y me alegro que te encuentres mejor.

    ResponderEliminar
  19. Qué rosquillas más esponjosas, te han quedado alucinantes. Las prepararé pero tengo que tener cuidado porque todas las que haga me las como.
    Besitos. Toñi

    ResponderEliminar
  20. Pero que rosquillas estupendas ..nunca las probe ..ahora las apunto ..y ya veremooooooos.besos MARIMI

    ResponderEliminar
  21. Has estado malita????? Y yo cómo no me he enterado???? Menos mal que ya te has recuperado. Aunque tanto el peque como yo hemos estado también con una faringitis y un catarrazo con tos terribles, yo todavía estoy con algunos restitos!!
    Qué rosquillas tan ricas!! Yo no me animo mucho a hacerlas porque llevo fatal lo de freír sin fin, jajaa!!!

    BEsitos linda

    ResponderEliminar
  22. Hola tesoro, menos mal que te vemos con ganas otra vez para seguir poniendo las recetas en tu blog.
    Además has empezado con fuerza con esta receta de las roquillas, que yo he probado gracias a ti, porque sabes que hace tiempo que no las puedo hacer debido a ese pequeño problema que tengo en los brazos.
    Sabes que eres de lo mejor que tengo en mi vida, junto con mis dos pitufos.
    Un besiño, te quiero mucho

    ResponderEliminar
  23. No sabes cuánto me alegro de que ya estés bien guapa.

    Me llevo unas cuantas rosquillas para celebrar tu vuelta por todo lo alto.

    Besinos mil.

    ResponderEliminar
  24. Qué ricas!!
    Me alegro de que estés mejor, cuídate wapa.
    Bss

    ResponderEliminar
  25. Rosquillas de Melide!!cuantos años hara que no las tomo,la verdad es que siempre las tome de pasteleria pero con tu receta ahora me voy a animar.riquisimas.bss esther
    O

    ResponderEliminar
  26. tiene una pinta deliciosa, y apetecen a cualquier hora si son como esas,asi que esponjosas ummm. Una receta estupenda. Me alegro que ya estes mejor. Un beso

    ResponderEliminar
  27. Que receta más interesante, nunca las había visto ni oido, pero por lo que cuentas con chocolates tiene que ser un pecado de dioses.
    Un besote

    ResponderEliminar
  28. Muchísimas gracias a todas!!Yo estoy encantada de estar de vuelta.
    Mary, sabes que tus problemillas de salud dejan de ser un problema si yo lo puedo solucionar y este puedo y lo hago con muchísimo gusto, aunque me hicieron sudar jejeje

    ResponderEliminar
  29. No sabia que habias estado malita ,me alegro de que ya te hayas recuperado.
    Ummmmmmmmmmmmmmm seguro estan deliciosas no he probado nunca las rosquillas pero los melindres estan de vicio.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  30. Muuuchas gracias por tu comentario y por hacerte seguidora, muchas felicidades por el premio, yo estoy igual de contenta que tuuuu!!!
    Por supuesto que me quedo contigo, que aun me queda mucho por descubrir!!
    Las roquillas se ven buenisimas, quien tuviera una o dos ahora mismo.....
    Bssssss.

    ResponderEliminar
  31. Mi niña que no sabia que habías estado malita,me alegro verte de nuevo por aquí y con esta delicia,que ricas se ven ^^
    besotess!! cuidate ;))

    ResponderEliminar
  32. A mi con estas rosquillas seguro que no me defraudan ni Melide, ni tu receta!!! Que buenas se ven, me la anoto para pendientes en los fines de semana.

    Besiños :D

    ResponderEliminar
  33. ¡Vaya, me alegro que estés recuperada! No sé que pasa pero últimamente todo el mundo se pone enfermo!
    Pues no conozco Melide pero ya no no lo olvidaré por sus fabulosas rosquillas que te han quedado geniales!! Si te viera Homer Simpson se las comerías todas!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  34. Gracias por la visita, con ver esas rosquillas y la tarta de capuchino me dan ganas de conocerte más. Por lo que he leído espero que ya estés recuperada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  35. Qué pinta rica rica que tienen! Si es que la gastronomía gallega es fantástica!
    Enhorabuena por tu blog, es muy interesante, me quedo por aquí.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  36. Una receta para guardar, qué ricasssssssss y te han quedado bien escurridas como me gusta.

    biquiños

    ResponderEliminar
  37. Qué rosquillas tan curiosas! No las conocía, pero tienen una pinta estupenda!

    Me alegra que ya estés recuperada, ahora yo te cojo el relevo, que tengo la garganta como dos pelotas de pinpon jajaja :(

    Un besote enorme!

    ResponderEliminar
  38. Pero qué burra soy, fíjate que no las conocía y desde hoy no se me escapan estas rosuqillas tan ricas. Cuídate, un besazo. Rosa

    ResponderEliminar
  39. Encantada de haberte encontrado, mil gracias por entrar en mi blog, por supuesto que me quedo que el sitio es una maravilla y se está muy agustito.
    Las rosquilla divinas, no las conocía.

    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Tienen pinta de super esponjosas!
    Gracias por la receta!
    Un besote!

    ResponderEliminar